Entre los desafíos en los que trabajamos está el de hacer AUDIO BRAND como parte de nuestros proyectos integrales de BRANDING.


¿Tenés tus auriculares a mano? ¡Dale play!

UN PEDACITO DE ESE UNIVERSO.
El mundo está cada vez más repleto de imágenes, de iconos, de símbolos. De colores.
Las marcas, al crear un logo, buscan APROPIARSE de un «pedacito» de ese universo de imágenes.
Así, cuando vemos dos arcos amarillos, vemos una marca, lo mismo sucede si vemos tres rayas una manzana mordida, una abstracción de la forma de una pipa o una sonrisa de la «A» a la «Z».
Eso es un LOGO.
Marca es otra cosa.
Marca es una serie de estímulos, recuerdos, atributos, experiencias, sensaciones que se nos vienen a la mente y al cuerpo cuando vemos esa forma, ese símbolo, ese color, esa imagen… ese logo. Pero el mundo también es SONIDO.
El sonido de encender una computadora y su sistema operativo, el sonido de la estación de tren de Francia, el mensaje que entra en el teléfono, el timbre de ese pedido que hicimos ¡ya!, el silbido de ese desodorante Old Spice, la intro de los Simpson, el Pac Man, los cabezazos de Mario Bros, el nuevo sonido de Mastercard y por qué no… ¡Hello MOTO! Y lo es cada día más.
Teléfonos, notificaciones, estaciones de subtes, podcast.
El estímulo sonoro está cada vez más presente en las mentes y cuerpos de las personas.
Las marcas entonces deben APROPIARSE también de un ¨pedacito¨ de ese universo sonoro.
Para seguir construyendo MARCA.
Y que cuando ese sonido sea escuchado mente y cuerpo construyan la significancia de la experiencia de esa marca.
Eso es una MARCA SONORA.